Entradas

CÓMO SEGUIR UNA DIETA Y NO MORIR EN EL INTENTO.

Casi siempre al escuchar la palabra “dieta” pareciese que nuestro cerebro inmediatamente grita “¡no!”. Y es que todos, o al menos la mayor parte de la gente que no es muy fanática de seguir las dietas, las asocia con “limitación, riguroso, estricto, intenso, inflexible” y un sin fin de adjetivos que nos destroza el corazón al pensar que vamos a sufrir. 

He ahí donde todo inicia mal. Si buscas en el diccionario la palabra “dieta” entenderás que no es para asustarse. Según la RAE, es “el control o regulación de la cantidad y tipo de alimentos que toma una persona o animal, generalmente con un fin específico.”

¿Te das cuenta?, no te están diciendo que nunca más probarás el chocolate, el pan, las tortillas, etc. sino que debes ser moderado y tener control sobre los alimentos que ingieres.

El estrés y la ansiedad puede ser un tema complicado cuando se intenta mantener una alimentación balanceada. Cuando estos dos factores se unen, parece ser el final de nuestra “dieta”, queremos comer de todo sin importarnos nada y cuando eso pasa, llega el remordimiento que es aún peor.

Por ello, te he redactado este artículo, para ayudarte a mejorar tu estilo de vida, tu alimentación, tu forma de sentirte y lidiar con las dificultades de la comida “no sana”.

Estos son solo algunos ejemplos que te doy y que en lo personal me han servido: 

 

  • PENSAR QUE ESTÁS EN UNA DIETA: ¡error!, evitemos pensar constantemente que estamos en una “dieta” sea cual sea tu objetivo. Entre más pienses que estás en una “dieta” más se te antojará lo que “no puedes comer”, es como si entraras en el juego de: “lo prohibido se vuelve tentador”. Recuerda que la mente es muy poderosa y somos nosotros quienes debemos dominarla, si no, tus objetivos jamás se verán reflejados. Es mejor pensar en la realidad, concientizar que estás en un cambio de alimentación saludable lo cual es 100% real.

 

  • SUSTITUCIÓN DE ALIMENTOS: existen infinidad de combinaciones de alimentos saludables y muy deliciosos. Por ejemplo, si por la mañana te despiertas con antojo de algo dulce como unos enormes y esponjosos hot cakes, te recomiendo el primer punto:
    • SHAKE ME:  es un alimento que contiene: 22 gramos de proteína, 23 vitaminas y minerales, 45 nutrientes esenciales, 8 extractos vegetales, biotina y fibra, también cuenta con endulzantes naturales, prebióticos y antioxidantes. ¡Sí, todo eso! y ¿saben qué es lo mejor? ¡SUS SABORES!: Deleite de Chocolate, Vainilla Extravaganza, Sensación de Fresa, Cookies & Cream y Vegano Fusión de Chocolate. Literalmente es alimento en polvo que solo requiere mezclarse con agua natural. Es extraordinario como desayuno y/o cena. Pero bueno, me extendería demasiado hablando de este producto, así que mejor les dejo el link de su página para que se informen más.
      https://vivri.site
    • Si deseas comer chocolates: busca que su etiqueta diga “sin azúcar” o “bajo en azúcar”, ojo: la idea es comer máximo una barrita pequeña de chocolate para quitar el antojo, no excedernos. También puedes comer la cantidad que desees de gelatinas, siempre y cuando sean de agua y que el empaque diga “light”.
    • Si eres de los que se debilita más por lo saladito, puedes cambiar lo siguiente: Papitas/fritangas: te sugiero que cuando tengas antojo de comer cualquier tipo de fritanga, te prepares unos pepinos, jícama o cualquier verdura de tu agrado con limoncito y sal. Es evidente que es mucho más nutritivo, y el antojo de cualquier tipo de comida chatarra desaparecerá.- Tortillas/pan: puedes cambiar las tortillas y el pan por tostadas. Existen unas muy deliciosas que son deshidratadas y de nopal, o puedes comprar unas galletas horneadas saludables.

 

  • MANTENER TU MENTE OCUPADA: sumamente importante que así sea. Te recomiendo que por las noches más allá de ver una película o cualquier programa de TV, leas un libro, el que tú quieras. Actualmente me encuentro leyendo uno bastante bueno de Daniel Chávez Saúl: VIVRI® MONEY MAKER, Secretos para Lograr un Estilo de Vida Millonario, lo recomiendo 100%.

La lectura ayuda a bajar el nivel de estrés, ansiedad, nos relaja mental y emocionalmente y es algo que podrás adoptar como un muy buen hábito, además de mejorar nuestro léxico, comunicación verbal y visual.

 

  • DEPORTE: si no eres de los que les encanta leer, entonces te recomiendo el deporte. Sea cual sea tu objetivo, siempre es importante combinar tu alimentación con deporte ya sea con una rutina específica en el gimnasio o bien, salir a correr, andar en bicicleta al menos por 30 minutos o cualquier otra actividad física que sea de tu agrado. Tu cuerpo sentirá un gran cambio y te lo agradecerá. Te aseguro que te sentirás mejor, debido a que cualquier tipo de actividad física genera que nuestro cerebro segregue serotonina, la cual se encarga de regular el apetito, nuestro estado de ánimo, regula la ansiedad, el sueño, entre muchos otros factores para nuestro bienestar.

 

  • HOBBIES: pintar, escribir, cantar… si tienes algún hobbie, tu cuerpo y mente te lo agradecerán doblemente. El tener un hobbie te ayudará de manera terapéutica. Déjate llevar, relájate, no pienses en otra cosa, deja que tu mente vuele a otros sitios. Si te encuentras estresado, malhumorado, triste o con ansiedad, tu mente constantemente estará queriendo regresar a pensamientos que te abruman. Pero no te preocupes solo trata de regresar cuantas veces sea necesario a la actividad que estás haciendo, respira lento y profundamente.

Practica cada uno de estos puntos y platícame cómo te sientes después de 21 días.

Recuerda que absolutamente todo está en tu mente y que únicamente depende de ti mejorar tu estado de salud físico, mental y emocional.