Entradas

SNACKS NOCTURNOS: QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER

Al llegar la noche a todos nos ha pasado el terrible mal de los antojos, picar algo de comida a estas horas de la noche puede interferir con tus objetivos fitness. ¡Pero tranquilo!, aquí te explicamos por qué sucede esto y cómo evitarlo.

¿Por qué ansiamos comer antes de dormir?

Si sientes hambre en la noche puede ser porque tu cuerpo está tratando de compensar la energía que regularmente pierde durante el día o quizá simplemente sea por saltear comidas, esto da como resultado los antojos de bocadillos nocturnos.

 

¿Por qué no se deben comer los snacks en la noche?

Comer snacks por la noche hace que interfiera la liberación de melatonina, una hormona necesaria para dormir bien.

Lo que debes evitar a toda costa antes de dormir.

  • Verduras crudas: son difíciles de digerir y pueden perjudicar el sueño.
  • Alimentos grasos: la grasa tarda varias horas en digerirse y puede causar acidez.
  • Comidas excesivas o pesadas: te llenan de energía y no hace falta para antes de irse a dormir, si no puedes realizar una cena balanceada te recomendamos cenar Shake Me!
  • Alcohol: solo te dará más hambre, no es compatible con una buena noche de descanso.

¿Cómo dejar este mal hábito?

  • Planifica todas tus comidas
  • Aumenta las proteínas y la fibra
  • Duerme las horas suficientes
  • Apaga las pantallas mientras comes y así no te dará más hambre
  • Pregúntate por qué quieres picar comida y si en realidad tienes hambre
  • Sigue tu Diario VIVRI para más sugerencias alimenticias

 

Cambiar hábitos puede llegar a ser difícil pero no imposible, ¡y con esta información podrás lograrlo en poco tiempo! 

 

Recuerda que los hábitos se forman con la constancia, no se adoptan de la noche a la mañana.

NIGHT-TIME SNACKS: DO’S AND DON’TS

We have all had those awful night-time cravings but snacking at that time can interfere with your fitness goals. But, don’t worry! We are here to explain why this happens and how to avoid it.

Why do we crave food before going to bed?

If you are hungry at night, it may be because your body is trying to compensate for the energy you usually burn during the day or maybe it is simply due to skipping meals, which can lead to late-night snack cravings. 

 

Why shouldn’t we eat snacks at night?

Eating snacks at night interferes with the release of melatonin, a hormone we need to sleep well.  

 

What you should avoid at all costs before going to bed.

  • Raw vegetables: these are difficult to digest and may affect your sleep.
  • Fatty foods: fat takes several hours to be digested and may cause acidity.
  • Large or heavy meals: they fill you with energy and are not necessary before going to sleep. If you can’t make a balanced meal, we recommend having a Shake Me! for dinner.
  • Alcohol: it will only make you hungrier and it is not compatible with a good night’s sleep.

How to stop this bad habit

  • Plan all your meals
  • Increase protein and fiber
  • Get enough sleep
  • Turn off screens while you eat; this will stop you from getting hungrier
  • Ask yourself before you snack if you are really hungry
  • Follow your VIVRI Journal for more meal suggestions

 

Changing your habits may be difficult but it is not impossible. And with this information, you will get there in no time at all!

 

Remember that habits are formed by being consistent, they don’t happen overnight.

SNACKS NOCTURNOS: QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER

Al llegar la noche a todos nos ha pasado el terrible mal de los antojos, picar algo de comida a estas horas de la noche puede interferir con tus objetivos fitness. ¡Pero tranquilo!, aquí te explicamos por qué sucede esto y cómo evitarlo.

¿Por qué ansiamos comer antes de dormir?

Si sientes hambre en la noche puede ser porque tu cuerpo está tratando de compensar la energía que regularmente pierde durante el día o quizá simplemente sea por saltear comidas, esto da como resultado los antojos de bocadillos nocturnos.

 

¿Por qué no se deben comer los snacks en la noche?

Comer snacks por la noche hace que interfiera la liberación de melatonina, una hormona necesaria para dormir bien.

Lo que debes evitar a toda costa antes de dormir.

  • Verduras crudas: son difíciles de digerir y pueden perjudicar el sueño.
  • Alimentos grasos: la grasa tarda varias horas en digerirse y puede causar acidez.
  • Comidas excesivas o pesadas: te llenan de energía y no hace falta para antes de irse a dormir, si no puedes realizar una cena balanceada te recomendamos cenar Shake Me!
  • Alcohol: solo te dará más hambre, no es compatible con una buena noche de descanso.

¿Cómo dejar este mal hábito?

  • Planifica todas tus comidas
  • Aumenta las proteínas y la fibra
  • Duerme las horas suficientes
  • Apaga las pantallas mientras comes y así no te dará más hambre
  • Pregúntate por qué quieres picar comida y si en realidad tienes hambre
  • Sigue tu Diario VIVRI para más sugerencias alimenticias

 

Cambiar hábitos puede llegar a ser difícil pero no imposible, ¡y con esta información podrás lograrlo en poco tiempo! 

 

Recuerda que los hábitos se forman con la constancia, no se adoptan de la noche a la mañana.

SNACKS NOCTURNOS: QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER

Al llegar la noche a todos nos ha pasado el terrible mal de los antojos, picar algo de comida a estas horas de la noche puede interferir con tus objetivos fitness. ¡Pero tranquilo!, aquí te explicamos por qué sucede esto y cómo evitarlo.

¿Por qué ansiamos comer antes de dormir?

Si sientes hambre en la noche puede ser porque tu cuerpo está tratando de compensar la energía que regularmente pierde durante el día o quizá simplemente sea por saltear comidas, esto da como resultado los antojos de bocadillos nocturnos.

 

¿Por qué no se deben comer los snacks en la noche?

Comer snacks por la noche hace que interfiera la liberación de melatonina, una hormona necesaria para dormir bien.

Lo que debes evitar a toda costa antes de dormir.

  • Verduras crudas: son difíciles de digerir y pueden perjudicar el sueño.
  • Alimentos grasos: la grasa tarda varias horas en digerirse y puede causar acidez.
  • Comidas excesivas o pesadas: te llenan de energía y no hace falta para antes de irse a dormir, si no puedes realizar una cena balanceada te recomendamos cenar Shake Me!
  • Alcohol: solo te dará más hambre, no es compatible con una buena noche de descanso.

¿Cómo dejar este mal hábito?

  • Planifica todas tus comidas
  • Aumenta las proteínas y la fibra
  • Duerme las horas suficientes
  • Apaga las pantallas mientras comes y así no te dará más hambre
  • Pregúntate por qué quieres picar comida y si en realidad tienes hambre
  • Sigue tu Diario VIVRI para más sugerencias alimenticias

 

Cambiar hábitos puede llegar a ser difícil pero no imposible, ¡y con esta información podrás lograrlo en poco tiempo! 

 

Recuerda que los hábitos se forman con la constancia, no se adoptan de la noche a la mañana.

SNACKS NOCTURNOS: QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER

Al llegar la noche a todos nos ha pasado el terrible mal de los antojos, picar algo de comida a estas horas de la noche puede interferir con tus objetivos fitness. ¡Pero tranquilo!, aquí te explicamos por qué sucede esto y cómo evitarlo.

¿Por qué ansiamos comer antes de dormir?

Si sientes hambre en la noche puede ser porque tu cuerpo está tratando de compensar la energía que regularmente pierde durante el día o quizá simplemente sea por saltear comidas, esto da como resultado los antojos de bocadillos nocturnos.

 

¿Por qué no se deben comer los snacks en la noche?

Comer snacks por la noche hace que interfiera la liberación de melatonina, una hormona necesaria para dormir bien.

Lo que debes evitar a toda costa antes de dormir.

  • Verduras crudas: son difíciles de digerir y pueden perjudicar el sueño.
  • Alimentos grasos: la grasa tarda varias horas en digerirse y puede causar acidez.
  • Comidas excesivas o pesadas: te llenan de energía y no hace falta para antes de irse a dormir, si no puedes realizar una cena balanceada te recomendamos cenar Shake Me!
  • Alcohol: solo te dará más hambre, no es compatible con una buena noche de descanso.

¿Cómo dejar este mal hábito?

  • Planifica todas tus comidas
  • Aumenta las proteínas y la fibra
  • Duerme las horas suficientes
  • Apaga las pantallas mientras comes y así no te dará más hambre
  • Pregúntate por qué quieres picar comida y si en realidad tienes hambre
  • Sigue tu Diario VIVRI para más sugerencias alimenticias

 

Cambiar hábitos puede llegar a ser difícil pero no imposible, ¡y con esta información podrás lograrlo en poco tiempo! 

 

Recuerda que los hábitos se forman con la constancia, no se adoptan de la noche a la mañana.

SNACKS NOCTURNOS: QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER

Al llegar la noche a todos nos ha pasado el terrible mal de los antojos, picar algo de comida a estas horas de la noche puede interferir con tus objetivos fitness. ¡Pero tranquilo!, aquí te explicamos por qué sucede esto y cómo evitarlo.

¿Por qué ansiamos comer antes de dormir?

Si sientes hambre en la noche puede ser porque tu cuerpo está tratando de compensar la energía que regularmente pierde durante el día o quizá simplemente sea por saltear comidas, esto da como resultado los antojos de bocadillos nocturnos.

 

¿Por qué no se deben comer los snacks en la noche?

Comer snacks por la noche hace que interfiera la liberación de melatonina, una hormona necesaria para dormir bien.

Lo que debes evitar a toda costa antes de dormir.

  • Verduras crudas: son difíciles de digerir y pueden perjudicar el sueño.
  • Alimentos grasos: la grasa tarda varias horas en digerirse y puede causar acidez.
  • Comidas excesivas o pesadas: te llenan de energía y no hace falta para antes de irse a dormir, si no puedes realizar una cena balanceada te recomendamos cenar Shake Me!
  • Alcohol: solo te dará más hambre, no es compatible con una buena noche de descanso.

¿Cómo dejar este mal hábito?

  • Planifica todas tus comidas
  • Aumenta las proteínas y la fibra
  • Duerme las horas suficientes
  • Apaga las pantallas mientras comes y así no te dará más hambre
  • Pregúntate por qué quieres picar comida y si en realidad tienes hambre
  • Sigue tu Diario VIVRI para más sugerencias alimenticias

 

Cambiar hábitos puede llegar a ser difícil pero no imposible, ¡y con esta información podrás lograrlo en poco tiempo! 

 

Recuerda que los hábitos se forman con la constancia, no se adoptan de la noche a la mañana.

Aderezo Ranch

Acompaña todos tus platillos con este delicioso aderezo ranch.

Ingredientes:

✔ 1 taza de yogurt griego sin azúcar.

✔ ½-1 cucharadita de ajo en polvo.

✔ ½-1 cucharadita de cebolla en polvo.

✔ ½ cucharada de perejil fresco, picado.

✔ ½ cucharada de cebollín fresco o seco.

✔ ¼  cucharada de eneldo fresco o seco.

✔ ½ limón, su jugo.

✔ ¼ cucharadita de pimienta.

✔ ¼ cucharadita de sal.

✔ ½ taza de leche de almendra sin azúcar.

 

Preparación:

En un recipiente pequeño mezcla la leche con el jugo de limón y repose por 15 minutos.

Mezcla el resto de los ingredientes.

Refrigera por lo menos 1 hora antes de servir

Salsa mexicana con piña

Ingredientes:

*1/3 taza de cilantro
*1/4 cebolla picada.
*1 piña completa.
*1 taza de piña picada.
*1 taza de jitomate picado.
*2 cucharadas de jugo de limón.
* 1 taza de chile morrón picado.
*Sal y pimienta al gusto.
Preparación:
Corta la piña completa a la mitad y retira toda la piña hasta crear un pequeño bowl.
Mezcla todos los ingredientes y traspasalos a la piña.
Se puede servir con pollo o pescado a la parrilla o como botana con totopos vegetales.

Rollitos de pepino con surimi

 

ngredientes
  • 2 pepinos
  • 10 piezas de surimi
  • 3 cucharadas de masago
  • 3 cucharadas de soya
  • 1 cucharada de jugo de limón
Preparación

1. Corta el pepino a lo largo con cuidado, a manera de hacer una hoja delgada. Si es muy complicado, retira las semillas con ayuda de una cuchara para que quede hueco el centro.

2. Rellénalos con las tiras de surimi. Cierra. Decora con el masago.

3. Mezcla la soya con el jugo de limón. Sirve acompañando con ella el rollo de pepino.

Chips de col rizada

INGREDIENTES:

  1. Hojas de kale
  2. Sal
  3. Aceite de oliva

INSTRUCCIONES:

  1. Limpiar bien las hojas de kale.
  2. Eliminar el tallo con la ayuda de unas tijeras.
  3. Cortar en trozos pequeños las hojas.
  4. Mojar las hojas con aceite de oliva.
  5. En un horno a 180 grados centígrados hornear por 8 minutos o el tiempo necesario para que estén crujientes, teniendo cuidado de que no se quemen.
  6. Dejar enfriar y salar.